407.226.1600
HORAS Y DIRECCIONES     |     RESERVAS
Pointe Orlando     |     9101 International Drive     |     407.226.1600
HORAS Y DIRECCIONES     |     RESERVAS
De Cuba a Cuba Libre: La segunda semana como un Chef en Filadelfia
Viajes   04.02.15
Las empanadas son en mi familia una gran tradición, mi madre las aprendió a hacer de una receta casera de mi abuela paterna, y toda esa rama de la familia usa la misma receta, yo acostumbro a decirles siempre “empanadas pinareñas."

Pues esa parte de mi familia es da la zona más occidental de cuba, donde se da el mejor tabaco del mundo, no existe una celebración o reunión importante en la familia donde las empanadas falten, eso sin mencionar que se han convertido en parte indispensable de los platillos de la noche buena y el 31 de diciembre de cada año.

 

Yo recuerdo a mi madre cuando las hacia utilizando un rodillo que era una antigüedad en la familia, ella las hacía de picadillo de carne o de guayabas, recuerdo que con los restos o recorteria de la masa que ella hacia a mano, cortaba tiras de 1 a 1 ½  pulgada más o menos y las freía, se ponían muy crujientes, entonces ella les ponía azúcar y me decía que eran “chibiricos”, yo me los iba comiendo mientras me inclinaba sobre la superficie de cerámica de la cocina donde ella las iba haciendo, ese olor de la masa recién hecha, así como el ambiente que se sentía en la casa cuando ella las freía me hacían sentir de una manera que se hace imborrable en mi mente, algo que me recordaron las empanadas de Cuba Libre, ver en un lugar tan distante de mi país como se hace algo que aunque es típico de Cuba, en mi familia tiene un arraigo de generaciones, es como si volviera a las fiestas de la familia, esa es parte de la magia que la cocina de CubaLibre inspira en un cubano como yo.

 

Las papas rellenas igualmente tienen gran aceptación en Cuba, muy famosas y apreciadas por el paladar de la isla, generalmente en Cuba se hacen de diferentes tamaños, aunque es predominante hacerlas de un tamaño algo grande, esas son las caseras. Comerse dos papas rellenas es una cena completa, pues el tamaño de las mismas satisface muchísimo, además de coincidir con el gusto por el plato abundante de comida de muchos cubanos. Yo recuerdo que a mi madre, (y la vuelvo a mencionar pues fue mi primera profesora de cocina, ella me decía que siempre a la comida había que ponerle amor, sin eso ella nunca cocinaba,) no le gustaban las papas rellenas grandes, ella me decía que no se podía disfrutar bien del relleno, además de que era muy difícil que quedaran calientes en el centro sin quemarse o perder la forma por la sobre cocción, esa es una lección de su experiencia, además a ella le gustaba hacerlas de queso y con picadillo, y eran de verdad una sensación incalculable degustar ese tipo de manjares hechos por ella;  en CubaLibre siento a diario esos recuerdo de la “infancia culinaria” y me place muchos ser parte de un equipo que hace unas papas rellenas muy similares a las que describo, en esta parte de América con la papa rellena tenemos un platillo que no hay cubano que no conozca, es obvio que los detalles del montaje de la papa rellena de CubaLibre muestran lo que se hace en una cocina profesional, pero ese es uno de los aspectos que más me impresiona, el plato más simple puede ser embajador de un pequeño país en una cultura diferente, sin perder su esencia y manteniéndose muy cubano.

 

El Barrio Chino de La Habana tiene una gran historia e igual atractivo culinario, este está ubicado cerca del Capitolio Nacional entre las calles Amistad y Dragones, se dice que el primer restaurant chino en Cuba es de aproximadamente 1874, estaba en la calle Dragones # 40, ahí hacían comida “china” de San Francisco, California,  muy distante de la original de Asia, pero muy adaptada al gusto de los cubanos, tan es así que aun hoy en día el Barrio Chino goza de gran popularidad y se ha convertido en parte del acervo culinario cubano, desde la sopa china hasta los rollitos primavera, toda una gama de platillos que a los cubanos les encantan, pues que sorpresa para mi poder degustar, y hacer, rollitos primavera en CubaLibre, y muy al estilo cubano, que es lo más atractivo, sorpresa de verdad en lo personal y lo profesional ver como hasta esa arista de nuestra cultura culinaria CubaLibre la recrea, coger con la mano un rollito primavera de CubaLibre y sentir lo crujiente de su textura exterior con la mezcla de su relleno, alzar la vista y mirar alrededor de la sala del restaurant y ver todo ese ornamento merece la frase: “ estoy en la calle Dragones de La Habana, estoy en el Barrio Chino”


COMPARTIR ESTE APORTE:
Gift Cards
Upcoming Events
Orlando
Orlando
MENUES
VIDA NOCTURNA
EVENTOS PRIVADOS
BLOG
ACERCA DE NOSOTROS
TARJETAS DE REGALO
CONTACTO
UBICACIONES
UBICACIONES
PHILADELPHIA, PA
WASHINGTON, DC
ORLANDO, FL
ATLANTIC CITY, NJ

A GuestCounts Hospitality Brand
©2014 Cuba Libre Restaurant.
All rights reserved.